Vlogging se ha convertido en la nueva palabra de moda en Internet. ¿Y por qué este revuelo? Se pregunta Montse Cano, una de las expertas de nuestra comunidad, especializada en marketing y marketing digital.

Podríamos decir que es muy similar al blogging tradicional, salvo que en lugar de escribir un post sobre un determinado tópico, se graba en una serie de vídeos. Después, los vloggers suben estos vídeos a canales online, integrados en plataformas como YouTube. Los usuarios pueden entonces subscribirse a estos canales al igual que se subscribirían a un blog, para estar en permanente contacto con su contenido, o bien simplemente visionar los vídeos.

El vídeo se ha convertido en los últimos años en una de las herramientas más populares para comunicarse. Tanto si es con objetivo corporativo como personal, es además considerada como una de las más efectivas, hasta tal punto que hoy en día podemos encontrar un sinfín de compañías dedicadas únicamente a la creación de vídeo contenido.

¿Y por qué es tan efectiva? Posiblemente a causa de la “inmediatez” que conlleva. Es mucho más fácil de comunicar y también más entretenido de “leer” para el usuario – siempre que la conexión a Internet te lo permita, claro.

Precisamente, la tecnología ha influído mucho en el desarrollo de contenidos basados en video. Los rápidos avances nos han permitido el fácil acceso a la tecnología en muchas de sus facetas. Antes de mediados de los años 90’, la tecnología punta era prácticamente inaccesible.  Ciencia y tecnología no eran foco de atención antes de esa fecha.

Tampoco era considerada tan “cool”, nos comenta Montse. ¿Recordáis la comedia de éxito Cosas de Casa con el súper empollón (e ignorado) Steve Urkel? Hoy día es muy fácil encontrar estos “empollones” por doquier, profesionales o no, discutiendo sobre las últimas tendencias en tecnología o los más candentes descubrimientos científicos… ¡Y usando vocabulario técnico!

No es necesario ni preguntarse siquiera por qué es más atractivo grabar un vídeo que escribir una historia, continua explicándonos Montse. Colocarse delante de una cámara y empezar a hablar sobre un determinado tópico es definitivamente más fácil. Los nuevos medios sociales facilitan muchísimo además la dispersión del contenido. Ahora es más sencillo hacerlo viral, ¡y divertido también! 😉

En su investigación, Montse Cano ha encontrado numerosos tópicos discutidos mediante este método, especialmente opiniones y experiencias en algunas materias como viajes o cocina. Definitivamente, si le echáis un vistazo a estos vídeos, descubriréis que los vlogs pueden llegar a ser incluso más entretenidos que ver televisión.

Es curiosa también la carencia de guión premeditado en este tipo de vídeos, la mayoría simplemente contienen pensamientos espontáneos expresados de forma sencilla y clara. Esto quiere decir que no hay necesidad para que los vloggers usen una forma distinta de acercarse a sus visitantes.

No obstante, la principal preocupación de Montse es la saturación de información, un problema muy habitual hoy en día. YouTube cuenta con más de 70 horas de video subidas cada minuto, según las propias estadísticas de la red social de vídeo blogging. Es muy sencillo perderse en tal marabunta y no encontrar lo que se busca. La falta de relevancia y previa preparación del contenido puede llegar a devaluar el trabajo. Para los vloggers, al igual que ocurre con los bloggers, optimizar y publicitar sus contenidos se ha convertido en crucial.

¡Tengo una tremenda curiosidad por saber a dónde nos llevará todo esto!, comenta Montse.

De todas formas, continúa, el vlogging es una forma genial de usar el arte del vídeo, e igualmente impresionante resulta que la gente se comunique de esta forma. No obstante, de momento, tanto Montse como yo misma continuaremos centrándonos en el blogging, ¡que aún nos queda mucho que aprender de él! ¿Te animas tú con el vlogging? 😉

Cuéntanos en los comentarios tus experiencias con el vídeo blogging. ¿Has realizado alguna vez un post en formato vídeo? Como siempre, tenéis los comentarios a vuestra disposición, así como nuestra fanpage o también podéis seguir más información y nuevas tendencias del sector en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en la fanpage y el grupo de LinkedIn. ¡Os espero!