Algo nuevo, algo usado, algo azul y algo prestado… ¿Qué relación creéis vosotros que tienen estas cuatro consignas con el Social Customer Relationship Management? En este post os encajamos todas y cada una de las piezas, una forma de ver la relación con el cliente muy original y sin duda, efectiva.

Algo nuevo, algo usado, algo azul y algo prestado son las consignas de la novia sobre lo que tiene que llevar el día de su boda y una muy acertada comparación con la que Gabriela Pérez Sambucetti, directora de Grupo Ibira nos explica lo que es el Social CRM (Customer Relationship Management).

Si pensamos en la relación emocional cliente-empresa, nos dice Gabriela, veremos un paralelismo prácticamente exacto con la relación de pareja. El primer indicativo de paralelismo es que el sustento de ambas es el amor, diferentes tipos de amor pero aún así, prevalece el cariño, la entrega…

Habría que añadir que las fases por las que pasan la mayoría de las relaciones de larga duración son muy equiparables, continúa contándonos Gabriela: conocimiento y enamoramiento o flechazo, maduración y estabilización.

Es aquí cuando no puedo menos que aplaudir su idea de paralelismo. Jamás había pensado así en la relación con el cliente. Pero ciertamente es así.

Pero vayamos un poquito más allá, continúa Gabriela, y detengámonos en la palabra mágica que envuelve a ambos mundos: fidelidad.

En ambas relaciones queremos, es más, necesitamos que nos sean fieles. Y para llegar a tal fin, es más que imprescindible un nivel de conocimiento alto. Tenemos que conocer bien a la otra parte de la pareja. “En una como en otra relación tenemos que conocer de verdad, qué le gusta al otro, qué le mueve, qué le emociona, qué le hace vibrar”, nos explica Gabriela.

De esto se trata en el Social Customer Experience, de hacer vivir una experiencia única, inolvidable e irrepetible a cada consumidor que entre en contacto con nuestra marca.

Por eso, sentencia Gabriela, sigamos la consigna de la novia: ofrezcamos algo nuevo, con un concepto que no por usado es menos valioso, pintemos su experiencia de color y démosle  la atención que se merece, a un cliente que muestra su intención de ser fiel a nuestra marca.

Agradecimiento enorme a Gabriela Pérez Sambucetti por compartir esta idea con Social With It.

¿Coincidís con Gabriela y conmigo en esta comparación entre SCRM y relación real de pareja? Contadnos vuestras opiniones y vuestra experiencias con lo clientes en los comentarios o en nuestra fanpage. También podéis seguir más información y nuevas tendencias del sector en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en la fanpage y el grupo de LinkedIn. ¡Os espero!