Aunque el concepto “Big Data” es muy novedoso, lo que engloba siempre ha existido. Como comenta Bernard Marr en su gran artículo “What The Hell is… Big Data?” se trata de la “dataficación del mundo” y los datos siempre han estado ahí. ¿Por qué ahora tanto revuelo en torno a esta nueva tendencia que parece haber nacido para gobernar el mundo online? Porque ahora existe la tecnología necesaria para analizar y archivar toda esa cantidad de datos.

Cuando escuchabas una canción o leías un periódico hace diez años, estas acciones no generaban datos. Hoy con el uso de los smartphones, cada vez que leemos un artículo en nuestro teléfono, aunque creamos que lo hacemos de forma privada, se generan unos datos que las empresas podrán utilizar después para ofrecernos unos servicios o productos mucho más generalizados.

Y el ejemplo más cercano lo podéis observar en vuestro propio muro de Facebook. Haced esta prueba: teclead algo sobre lo que queráis obtener información en Google y luego, acto seguido haced log-in en vuestro perfil de Facebook y observad qué publicidad os ofrece esta red social. Hace escasos dos días busqué en Google las tiendas de remiendos más cercanas a mi casa en Inglaterra. No pasaron ni dos minutos cuando ya tenía una publicidad sugerida en Facebook sobre tiendas de moda y arreglos. Nuestro día a día se ha convertido en un masivo y constante cruce de millones y millones de datos.

De esta forma queda claro que quien tenga la mayor cantidad de datos tendrá un mayor dominio sobre la publicidad. Y esta es la lucha en la que se encuentran ahora Google, Facebook, Apple, Microsoft y otros gigantes de las telecomunicaciones.

Pero, ¿qué ocurre con las pequeñas empresas que no pueden permitirse el recolectar esta cantidad de datos en beneficio propio?

Sí, pueden. A otro nivel, claro está. Pero pueden.

Beneficios para las pymes

“Las pymes que usen los datos de manera inteligente podrán ofrecer un mejor negocio”, nos dice Tim Devaney en Forbes. ¿Cómo? Pues por ejemplo, ayudando a confeccionar los productos y servicios a medida de sus consumidores, incluso personalizándolos.

“Big data is bringing back personalized service by giving businesses greater insight into consumer preferences, many times without even talking to them, because customers leave digital footprints when they use the Internet, use a credit card or post on Facebook” (Tim Devaney)

Acciones y herramientas

Aunque las grandes empresas y gigantes de la telecomunicación utilizan sofisticadas herramientas para obtener la información que buscan, a nivel de pyme se pueden utilizar otras mucho más asequibles e incluso gratuitas, para las que no hace falta ser un gran entendido en analítica:

  • Google Analytics: Es la herramienta más común y que la mayoría de las pymes ya están utilizando, aunque sólo sea para ver el número de visitas que recibe su web. La pestaña de “Audiencia” os ofrece una valiosísima información sobre los clientes que visitan vuestra web.
  • Roambi: Una herramienta que ya utilizan muchas pequeñas y medianas empresas estadounidenses. Cuenta con una versión en español y las críticas afirman que resulta muy útil y fácil de utilizar. Podéis probarla durante 30 días de forma gratuita
  • Facebook ofrece también desde hace meses información muy detallada sobre tus fans. utilizadla para conocerlos un poco más.

¿Conocéis alguna otra herramienta? ¿Analizáis ya a vuestra audiencia utilizando los Big Data? ¡Es vuestro turno! Me encantaría saber vuestra opinión en los comentarios, y si tenéis algo que añadir, ¡estaré encantada de aprender de vosotros!

Mientras tanto, podéis seguir más información y nuevas tendencias del sector en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en nuestra fanpage y nuestro grupo de LinkedIn. ¡Os espero!