El QR-Code es un sistema para almacenar información en una matriz de puntos, similar a como funcionan los códigos de barras que estamos acostumbrados a ver en tantos productos, pero en lugar de en una sola dimensión aplicado a dos dimensiones.

Inicialmente se aplicaron al seguimiento de piezas en la fabricación de coches, pero poco a poco se han ido extendiendo a otros usos, sobretodo en Japón, donde es el código de este tipo más usado y donde la mayoría de teléfonos móviles incluyen una aplicación capaz de reconocerlos. Luego veremos cual es la utilidad de esto.

La capacidad de estos códigos es de 7089 caracteres numéricos, 4296 caracteres alfanuméricos o 2953 bytes, disponiendo de un sistema de corrección de errores que los hace inmunes a una cierta distorsión de la imagen. Se caracterizan por los tres cuadrados que encontramos en las esquinas y que permiten detectar al lector la posición de QR-Code.

Una práctica muy antigua

En realidad, aunque los QR-Codes son una práctica muy reciente, sus raíces se remontan a 1890 (pincha este enlace para acceder a la infografía con la historia). Las tarjetas taladradas fueron los primeros “códigos de barras” conocidos en la historia reciente. A partir de ahí, la idea del actual código de barras no tardó en llegar (1948).

Los QR Codes tal y como hoy los conocemos fueron registrados por primera vez en Japón en 1999. Las primeras en utilizarlo comercialmente fueron las aerolíneas en 2005. Gracias a esta práctica podemos ahora hacer el “check-in” en los lectores habilitados al respecto en los aeropuertos sin esperar colas. En 2008 se incorporó a los móbiles y hoy día puede dársele un uso realmente creativo.

Los usos más creativos

1. Tesco realizó una campaña sin precedentes en Corea del Sur utilizando los QR Codes. Está demostrado que como mejor funcionan es en lugares en las que los usuarios están en pleno trayecto desde un punto A a un punto B (de la tienda donde han adquirido un producto a casa, o en una estación de metro).

Esta marca de supermercados utilizó la segunda opción: las paradas de metro. Para ello, instaló una tienda virtual en determinadas paradas de forma que los usuarios pudieran comprar interactivamente mientras esperaban el metro.

2. Un QR Code original y hasta atractivo. Estos códigos son, por norma general, desagradables a la vista. Pero eso depende de quién los desarrolle. Aquí tenéis algunas ideas para diseñar un QR Code con estilo y que llame la atención:

QR Code on off site ads

QR-Code on off site ads (source: 1stwebdesigner)

QR Code as a product information

QR-Code as a product information (source: 1stwebdesigner)

QR Code on ads

QR-Code on ads (source: 1stwebdesigner)

QR Code on baking products

QR-Code on baking products (Source: 1stwebdesigner)

QR Code on Business Cards

QR-Code on Business Cards (Source: 1stwebdesigner)

QR Code on stamps

QR-Code on stamps (Source: 1stwebdesigner)

QR Code on t-shirts

QR-Code on t-shirts (Source: 1stwebdesigner)

QR Codes on products to download from your website

QR Codes on products to download (Source: 1stwebdesigner)

Otros consejos a tener en cuenta

  • Investiga qué quieren tus clientes. Qué querrían encontrar en un QR Code y qué les llevaría a utilizarlo.
  • Dale ese valor añadido. Comunica un mensaje, por ejemplo, a través del QR Code, sobre lo que más interesa a tus clientes.
  • Incluye en el código información específica sobre el producto. Aunque procura que no sea estática. Hazla actualizable en tiempo real.
  • Si tu empresa tiene una aplicación para móbil, utilízala para darle mayor funcionalidad a tus QR Codes. Los smartphones y iPad son las plataformas donde mejor funcionan.
  • Hazlos personales. Si tu idea es incluirlos por ejemplo en cada venta que hagas, en el envoltorio, las bolsas o en tarjetas, personalízalas con el nombre del cliente.
  • Introduce un factor social. Otra idea es incluir un link a un concurso que estés desarrollando en ese momento en alguna de tus redes sociales.
  • ¿Tus clientes viajan a menudo y tu empresa se dedica a viajes y acomodación? Incluye la posibilidad de “check-in” a través de los QR Codes. De esta forma, los usuarios podrán utilizarlo en caso de necesitar ayuda.
  • Promociona los QR Codes. Para ello, puedes desarrollar un concurso en las redes sociales en el que, por ejemplo, los usuarios toman fotos de sí mismos con el QR Code y los suben al concurso.

Aplicaciones de lectura de QR-Codes

Son muchas las aplicaciones para la lectura de este tipo de códigos. Aquí os dejamos los enlaces a las principales:

1. i-nigma QR-Code, que puedes encontrar en la Tienda Apple, en Android Market y como Blackberry app

2. QuickMark Reader

3. Kaywa Reader

¿Se os ocurre a vosotros algún otro uso de los QR Codes? ¿Los habéis probado? ¡¡Contadnos en los comentarios abajo o accediendo a nuestra fanpage en Facebook!! Además podéis seguir más información y nuevas tendencias del sector en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en nuestro grupo de LinkedIn. ¡Os esperamos!

Agradecimiento especial a Javi RP por su colaboración total en el desarrollo de este post.