“El término deriva de la ideología de poner el énfasis en un individuo que se considera clave en una comunidad o nicho por su capacidad de persuasión sobre otros miembros o potenciales clients”. El influencer es muy seguido en su industria y su voz se escucha con mucho respeto. Los usuarios creen ciegamente todo lo que los influencers dicen y siguen sus recomendaciones. En la mayoría de los casos, están pendientes del siguiente artículo o video que publiquen.

Suena como algo por lo que muchos pelean por conseguir. Pero, ¿cómo puedes convertirte en uno de estos influyentes?

Haydn Shaughnessy public un artículo en Forbes titulado: “Cómo convertirse en un Social Media Influencer: 10 pequeños pasos”. Y es básicamente lo que yo también creo que se debe hacer para lograrlo.

Una de mis influencers favoritas es Mari Smith (@MariSmith). Llevo años siguiéndola y aprendiendo de ella, toda una creadora de contenidos originales capaz de fidelizar fácilmente a su audiencia. Es obvio que ella sabe perfectamente de qué habla – su experiencia y profesionalidad está totalmente clara para todos sus seguidores. Mari ha conseguido una gran atención en su industria gracias a los conocimientos y recursos que aporta.

Lo cual me lleva al tema principal de este artículo. Habrás notado que el título es “Social Media influencers”. El hecho de destacar de esta forma la palabra “influencers” refleja ya mi opinión. Hay muchos usuarios que tienen la etiqueta de Social Media influencer por… digamos… hacer remiendos.

Suelo encontrar a menudo perfiles de estos usuarios con una gran comunidad a su alrededor y, lo más importante, numerosos contenidos. Y quiero decir MUCHÍSIMOS. Cientos de miles de artículos compartidos en sus redes sociales o incluso millones.

Sin embargo, si urgamos en su perfil de Twitter, algunos de estos “influencers” apenas tienen una historia con esta red de un par de años. Tres a lo sumo. ¿Cómo puede alguien generar cientos de miles de tweets en sólo dos  años? ¡Significaría enviar 100 tweets al día!

Y aquí viene la clave. Es materialmente imposible que estos “influencers” hayan leído cada uno de los artículos que han retuiteado o publicado en sus redes. En pocas palabras, están recomendando artículos que no han leído a toda su comunidad. Podrían ser robots y generarían el mismo efecto. En realidad, ciertas herramientas en el mercado permiten hacer esto.

Una forma bastante utilizada es volcar un gran número de artículos cuyo título suene a “relevante en el campo” en Hootsuite o TweetDeck y dejarlos o bien programados o enviarlos directamente. La fidelización o engagement entonces dependerían simplemente de que otros usuarios lo encuentren adecuado al contenido que comparten, y comenten alguno de ellos… Si comentan.

Y para ser honestos, esto probablemente te suene interesante de hacer, fidelizar únicamente a aquellos usuarios que primero muestren interés en lo que estás compartiendo. Casi podríamos calificarlo de “aceptable”. Pero no es ético. Y a lo que me refiero con “ético” en estas circunstancias es que lo que están haciendo con este proceder es crear una falsa expectación a tu audiencia. Muchos usuarios creerán ciegamente que el artículo que están compartiendo es realmente bueno y aconsejado por su “influencer”, aunque estos probablemente no lo leyeron.

Mi pregunta para ti, que estás leyendo este artículo es:

¿Se puede realmente llegar a ser influyente con el tiempo compartiendo miles de artículos cada mes a tu público y crear de esta forma una auténtica y sana fidelización de tu comunidad?

El autor de este artículo cree fielmente que no.

Para Stuart, convertirse en influencer significa CREAR contenidos que tu comunidad encuentre valiosos. Muy valiosos. De forma que una vez lo hayan leído sientan una necesidad imperiosa de compartirlo con sus audiencias y comentarlo. Los verdaderos influencers consiguen la fidelización o engagement en las conversaciones que se generan a raíz de sus contenidos.

“Eso es un auténtico influencer para mí”, sentencia Stuart. Y realmente yo, Gema, no puedo estar más de acuerdo. ¿Y tú? 😉

Stuart Davidson es Especialista en Marketing Digital, en UK, con una larga carrera profesional, y durante los últimos años especializado en social media. ¡Su blog es de lectura muy recomendada! 

Y también podéis seguir todo lo que se publica en Social With It (y también otras noticias y novedades… ¡que sí que leo! 😉 en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en la fanpage y el grupo de LinkedIn. ¡Os espero!