Antes de meternos de lleno en detallar la infografía, me gustaría que quedara bien claro lo que son las Landing Pages, porque no sólo existe aquélla alojada en tu website hacia la que diriges todas las visitas procedentes de cualquier otra web o red social externa. Literalmente, Landing Page es la página donde tus clientes online aterrizan para después navegar a través de tu web o bien, salirse de ella para nunca volver. Tener un resultado u otro dependerá de cómo la diseñes, de su efectividad, su especificidad y el interés que despierte en tu audiencia.

Pero las reglas básicas de las que hablamos a continuación son aplicables a cualquier tipo de Landing Page, porque hoy día son cada vez más habituales las alojadas en plataformas sociales. ¿Sabías que las pestañas que muestras en tu Página de Fans de Facebook puedes convertirlas en Landing Pages? En este artículo en el que os cuento mis truquillos para convertir fans de Facebook en leads y ventas os digo cómo podéis hacer una Landing que dirija el tráfico de Facebook a vuestra web (o al menos, a un artículo de ella).

Veamos ahora cuáles son los fallos más comunes en los que se cae más amenudo, sobre todo si hacemos caso a “dimes y diretes” 😉

Infografia de la serie Cazando Mitos- Los errores mas comunes en las Landing Pages - Social With It - Social Media Blog

1. Debo meter cuantas más palabras clave, mejor

En este punto no sé qué pensarán mis compañeros especializados en SEO, pero mi experiencia como periodista primero, y como profesional del Marketing Digital después, me ha enseñado a ser fiel al dicho “más no es sinónimo de mejor”.

No se trata de que obligatoriamente tengáis que introducir un número de keywords exacto en cada Landing page, sino desarrollar los contenidos con los intereses de vuestros clientes en mente y colocando la información de forma natural, como los periodistas hemos aprendido a hacer con el tiempo: Empieza por lo más importante que quieres contar. La clave del artículo debe estar al principio. De esa forma y sin darte cuenta incluirás las palabras clave sin forzarlas, simplemente porque has de utilizarlas para hablar del tema.

Mi Consejo:

Haz un resumen de dos o tres líneas de todo el artículo y colócalo arriba, al inicio del post, a modo de entradilla. Incluye toda la información clave de la que vas a hablar en el escrito. De esa forma, estarás utilizando necesariamente las palabras clave más importantes en las primeras líneas, como puedes ver en esta imagen:

Mitos sobre los contenidos de las landing pages - keywords por doquier - Social With It - Social Media Blog

2. Ya los tengo en mi Landing Page, ahora me los llevo de paseo antes de darles lo prometido

No marees a tus visitas o se cansarán, se irán y lo peor… no volverán. Si en el anuncio, el post en Facebook o el tweet les prometiste un descuento, un contenido especial o simplemente más inforamción sobre un determinado producto, dales lo que vinieron a buscar: más sobre ese producto en cuestión ya en la landing page. Intenta que tu audiencia online tenga que pinchar el menor número de enlaces posibles.

3. Mejor una Landing Page para todo y para todos

¿Sin tener claro a qué tipo de audiencia va dirigido? No señor. El 90% se aburrirá antes de llegar al segundo contenido… Elige un tema de tu website que vaya con el objetivo que quieres conseguir con esta Landing Page y céntrate en él pensando en un tipo de audiencia concreta, la tuya. Por ejemplo, si tu audiencia media es mujer, de entre 20 y 40 años y con hijos, el diseño deberá ir acorde al estilo medio de ese tipo de seguidores.

4. Es MI Landing Page, el contenido es sobre MI

Yo, yo, yo… Es precisamente de lo que hay que huir en la nueva era de la promoción social. Y aquí permíteme que mente una de mis citas favoritas:

Y funciona. El “yo” pasó a la historia amigos, ahora es el “ellos” (mis clientes actuales y potenciales). ¡Estamos en la era del Inbound Marketing! Del que por cierto, también hablaremos más adelante en el blog.

5. La Landing Page es totalmente promocional

Sí, en parte es así, pero jamás la trates como publicidad tradicional. Está claro que el objetivo es promocional, pero no es un anuncio. Precisamente porque los hábitos de los consumidores online han cambiado (parte de la filosofía del Inbound Marketing), cada vez es más fácil correr el riesgo de que una determinada acción desarrollada en alguna plataforma social pueda percibirse como publicidad. ¡Y la reacción inmediata es salirse de la Landing Page!

Mi Consejo:

Simplemente enfoca el trabajo en un diseño llamativo y creativo y sobre todo, en un contenido que llame a tu audiencia a seguir los enlaces que le ofreces.

6. Reviso los enlaces al diseñarla y me quedo tranquilo

No, si no lo vuelves a revisar después de una semana, un mes… Esto no es un trabajo momentáneo, sino una carrera de fondo. Hay que estar continuamente revisando que el diseño y los contenidos continúan siendo de actualidad y asegurándonos de que ninguno de los enlaces da un error del tipo de “La página a la que intentas acceder no existe”.

¿Te imaginas la frustración que puede sentir un cliente que ha encontrado algo que realmente le gusta y cuando pincha sobre el enlace le sale un mensaje de error? Esos serán también clientes perdidos, así que intenta que no ocurra.

7. Con un banner pop-up obtengo mejores resultados

El eterno debate entre profesionales. Mi opinion (propia) es que jamás lo uses. Sé honesto contigo mismo: ¿qué pensarías de una web a la que te dirigen si lo primero que te sale es “suscríbete a la newsletter” en una ventana emergente? ¡Antes incluso de que tengas acceso al contenido! ¿Pero cómo me voy a suscribir si aún no sé si me gustan tus contenidos?, pensarán tus clientes. A mí estas prácticas me molestan muchísimo como usuaria. Incluso he llegado a cerrar webs que sigo muy de cerca en el momento en el que un pop-up me ha dificultado la lectura. ¡Mashable, aplícate el cuento! 😉

8. Lo mejor es que mi Call-To-Action enlace a mi Homepage

Ummmm… No es una buena idea en absoluto. Volvemos a caer en el error de hacerles recorrer demasiado camino al cliente.

Digamos que la imagen que utilizaste para atraerlos a tu landing page fue de uno de tus mejores productos. Tu audiencia interesada vio la imagen, pinchó sobre ella para obtener información sobre ese producto concreto (primer click) y una vez en la Landing Page, le dices que puede adquirirlo a través de una promoción especial pinchando sobre otro enlace (y van 2 clicks). Pero este último enlace los lleva directamente a tu Home y ahora tienen que buscar el artículo por el que hicieron los dos clicks anteriores por toda tu web. ¡Malísima idea! Has vuelto a perder al 90% de las visitas por el camino con tanto mareo. Dirígelos al producto o al contenido exacto que utilizaste para atraerlos hasta esta Landing Page.

9. Ya tengo mi Call-To-Action: “Pincha Aquí”

¿Para llegar a dónde? Se preguntará el visitante. ¿Y qué debo hacer después? Déjaselo muy claro. “Pincha aquí” no es una CTA (Call-to-Action) a pesar de que lo parezca. Está totalmente incompleta a menos que la acompañes de instrucciones claras y precisas.

Por ejemplo: “Si quieres obtener más información sobre este producto, haz click sobre este botón”

O: “Sígueme en Twitter para obtener las últimas tendencias del sector. ¡Pincha sobre este botón!”

Puedes utilizar los denominados CTA buttons que encontrarás de forma gratuita en Internet

10. Ya está lista la Landing Page, ahora me puedo relajar

¡Nunca! Este es un trabajo de fondo. A partir de ahora viene la parte más importante: comprobar si está funcionando y si los visitantes se están comportando como tú quieres. Mira las estadísticas cada semana en Google Analytics, donde te será muy sencillo añadir la url de la Landing Page para obtener todos los resultados y poder observarlos semanalmente.

Por cierto, comentaros que como parte del nuevo diseño de Social With It en el que estoy trabajando incluiré, entre otras muchas novedades, videotutoriales. ¡Y el de Google Analytics será uno de los primeros!

Eso sí, los primeros en poder recibirlo y visualizarlo serán los suscritos a la newsletter. ¡Así que apúntate tú también introduciendo tu email al final de este artículo!

¡Como siempre, espero tus comentarios sobre estos mitos que he cazado hoy! Ya sabes que tienes muchas maneras de dar tu opinión, bien abajo en la parte de comentarios o a través de las redes sociales, donde  también podrás seguir más información y nuevas tendencias del sector en Twitter o Google+, nuevas fotos e infografías en Pinterest o temas a debatir en la fanpage y el grupo de LinkedIn. ¡Te espero!