LinkedIn es hoy día la red social de profesionales más importante, con 180 millones de usuarios, concentrados en su mayoría en Norte América (65 millones). Inglaterra ocupa el tercer lugar en importancia con 10 millones de usuarios. Algo por debajo se encuentra España (3 millones). ¡Aunque creciendo muy rápido! 😉

Sin embargo, y de acuerdo a los datos que nos proporcionó Jorgen Sundberg en el evento LinkedIn Taster Workshop and Networking, sólo el 20% de estos usuarios están activos a diario (o en períodos cortos de tiempo).

Hoy día, LinkedIn cuenta además con 2 millones de páginas de empresa y 1.3 millones de grupos. ¿Los principales sectores que podemos encontrar en la red social profesional? Especialmente industrias tecnológicas y de banca o finanzas.

¿Por qué se utiliza tan masivamente?

Exiten varias razones, pero las principales, con las que posiblemente te sientas identificado, son estas:

  • – Mejora de tu identidad online (personal branding). Simplemente el hecho de tener un perfil en LinkedIn te dará mejor posicionamiento en Google.
  • – Conversaciones sobre temas relacionados con tu carrera profesional
  • – Adquirir conocimientos y/o reconocimientos de otros profesionales.

En Inglaterra por ejemplo, el 93% de los agentes de trabajo usa linkedIn para encontrar a sus candidatos. El 66% usa además Facebook y el 54% Twitter.

¿Cuál es la parte más vistosa de tu perfil?

Y, por ende, la más importante: la cabecera y foto.

How to get the most out of LinkedIn: Enhance your personal branding

Source: EyeTrackShop

Esto es lo que ocurre cuando tienes una cabecera muy trabajada:

  • – Tu perfil es hasta 7 veces más susceptible de ser encontrado
  • – Generarás hasta un 30% de más clicks.

¿Mi consejo?

Incluye lo que haces, en lugar del título de tu trabajo actual. Añade el valor que aportas tú a esa empresa o proyecto e introduce tantas palabras clave como puedas. Las palabras clave tendrán más peso cuanto más arriba de tu perfil de LinkedIn las incluyas.

Sección del Sumario

  • – Incluye tus logros más destacados (no todos)
  • – Cuantifica resultados y deja caer algún nombre importante que otro
  • – Ajusta la densidad de palabras clave (si incluyes demasiadas, el texto podría ser ilegible o carecer de sentido profesional)
  • – Llama a la acción. Típicas palabras que se escuchan mucho últimamente en social media… Incluye una frase al final de tu perfil (con los nuevos perfiles ahora te dan esa opción) en la que pidas a los usuarios que se mantengan en contacto.

¿Mi consejo?

Escribe siempre en primera persona (especialmente si estás buscando trabajo). E intenta ser creativo: Olvídate de todas esas palabras demasiado tipificadas como “creativo” o “motivado”. Intenta utilizar un lenguaje novedoso, único y sólo tuyo.

Nuevos perfiles

Con los nuevos perfiles que LinkedIn está implantando para todos los usuarios, deberás rehacer tus apartados. Ahora por ejemplo, las lenguas que hablas tendrán su propia sección.

Los nuevos “endorsements” (los apoyos a candidatos por palabras clave que en sólo su primer mes de vida alcanzaron los 100 millones) se mantienen pero desaparece la posibilidad de instalar aplicaciones de terceros para poder, por ejemplo, mostrar tu portfolio o el último artículo de tu blog. En su lugar, LinkedIn ha introducido una serie de mejoras que te permitirán añadir, en cualquier momento y lugar del perfil, enlaces a imágenes, presentaciones de PowerPoint, SlideShare o vídeos.

Aún así, y reconociendo que esta fórmula facilita mucho el trabajo de los usuarios, una servidora echa de menos la aplicación para mostrar el último post del blog (que aparecía con la fotografía y el texto en enlace).

Principal factor que influye en los motores de búsqueda

El volumen de palabras clave. Lo correcto es mantener un equilibrio entre keywords y la profesionalidad del texto y utilizar diferentes formas de expresar las palabras clave.

Normas de etiqueta

  • – Personaliza la petición de contacto. Un truco para poder enviar la solicitud a alguien a quien no conoces (pero que te sería muy útil tener en tu comunidad de LinkedIn) es unirte a uno de los Grupos a los que esta persona se ha unido, y de esa forma poder enviarle la solicitud por ser un “contacto de un grupo”
  • – Aporta valor cuando cuelgues nuevos estados o participes en foros, conversaciones o grupos.
  • – Nunca vendas directamente. No incluyas más de un estado promocionando tu actividad o negocio (o blog post) de cada 5.  Es decir, si publicas uno cada día (que es la media ideal), sólo un día podrá ser información acerca de tu negocio, actividad o blog. Ni tan siquiera vendas mediante mensaje privado, como pasa a menudo.

How to get the most out of LinkedIn: Enhance your personal branding

¿Cómo hacer crecer tus contactos?

Impórtalos directamente desde tu Gmail, por ejemplo. También puedes ir seleccionando aquellos integrantes de Grupos que puedan ser interesantes por sus ideas o creatividad. No dudes en enviar tantas invitaciones como puedas. Al fin y al cabo, todos somos libres de aceptarla o no, ¿cierto? 😉

¿Has probado ya los nuevos perfiles? ¿Te animas a darnos tu opinión abajo en los comentarios o en nuestra fanpage de Facebook? ¡Te esperamos!