Facebook da la oportunidad a pequeñas empresas de poder publicitarse a cambio de una inversión minúscula, ya veíamos en un post anterior que con apenas 30 euros al mes se podían hacer maravillas. Y el público al que puede llegar crece día a día. Cientos de miles. Así que en cierta forma, entiendo a las compañías que quieren lanzar publicidad en Facebook para vender… ¿o no?

Ok. Estamos de acuerdo en que es barata. Pero, ¿realmente da resultados? Sí, si tu único objetivo es conseguir cuantos más fans mejor (algo que los profesionales no aconsejamos en absoluto), o si quieres llegar con tus contenidos a un mayor número de fans, ya que Facebook te permite promocionar los posts que publiques en tu muro sólo entre los fans de la página y sus amigos.

Pero si tu objetivo es conseguir ventas con ella, el juego no consiste únicamente en crear e implementar la campaña de anuncios, seas un especialista o no, tengas una guía paso a paso que seguir para lanzar la publicidad o no. Sino en apostar por el largo plazo.

En esta última campaña Navideña de una de las marcas con las que colaboro, hemos detectado resultados que jamás antes habíamos tenido. Unos beneficios tan buenos que decidimos parar la campaña en Adwords que habíamos lanzado en un principio junto con la de Facebook y enfocar todos nuestros esfuerzos en ésta.

El resultado final: no sólo el nivel de visitas a la web se cuadruplicó respecto a la campaña publicitaria anterior, sino que las ventas se dispararon desde el día 1 de la campaña.

¿Cómo conseguimos eso?

1. Con una estrategia long-term de publicidad, enfocada en conseguir la participación de los fans (y no ventas o visitas a la web)

Seguramente estarás cansado de escuchar que en las redes sociales es necesario generar “engagement”, es decir, la participación constante y creciente de tus fans o seguidores para mantenerlos fieles a la marca. Pues precisamente, ésta es la clave.

Durante el pasado año, con muchísima paciencia, enfocamos la estrategia en Facebook en conseguir aumentar el feedback con la comunidad social. Con apenas 30 euros al mes, promocionamos los mejores artículos escritos en el blog, alternándolos con algunos de los productos más destacados, pero siempre manteniendo como objetivo final el conseguir alcance entre nuestros fans y su participación a través de comentarios.

2. Con una campaña previamente diseñada

Una vez tuvimos casi asegurada la atención de un alto porcentaje de nuestros fans, diseñamos una campaña atractiva, pensada por y para el público al que iba a ser dirigida, y teniendo en cuenta que esos usuarios verán ese post en sus muros de Facebook, cuando posiblemente estén en su tiempo libre, disfrutando de lo publicado por sus familiares y amigos. Es decir, sin ser invasivo y ofreciéndoles lo que realmente quieren leer.

Si te suscribes a Social With It, recibirás una guía completa sobre la Publicidad en Facebook, un paso a paso que te puede resultar muy útil cuando estés diseñando la campaña de publicidad.

3.       Eligiendo los públicos correctos (retargeting)

El mejor cambio que Facebook ha incluído hasta el momento, la posibilidad de dirigir estos anuncios a aquellos usuarios que ya han visitado tu web por una razón u otra, además de permitirte tambié subir el archivo con los emails de clientes suscritos a tu newsletter (especialmente sencillo si trabajas con MailChimp). Ambas opciones denominadas Retargeting por el propio Facebook.

Y si a estos dos públicos personalizados les añades una audiencia lookalike (público de similitud), es decir, le indicas a Facebook que encuentre en toda la red social a usuarios con similares características a las de los incluídos en tu lista de email o los visitantes de tu web, el alcance de tu campaña de publicidad aumentará considerablemente, sin perder de vista quién es el público que realmente responderá positivamente a tu anuncio.

Estos son los públicos a los que dirigimos nuestros anuncios esta Navidad, y decididamente, funcionó. En este artículo previo podéis ver cómo crear estos Públicos Personalizados en Facebook Ads.

4.      Con un diseño, texto y foto adecuado a cada tipo de público e incluyendo el botón “Comprar”

No intentes alcanzar al máximo número de usuarios posible. Sé selectivo y acorde al producto que quieres publicitar y segmenta tu audiencia en función de ello.

Y no olvides incluir el botón “comprar” u “obtener más información” que te ofrece Facebook.

5.      Optimizando la campaña cada día.

Durante el tiempo que dure la campaña, debes revisarla cada día y dedicarle al menos media hora a optimizarla observando los resultados de todos los anuncios y grupos de anuncios, detectando cuáles están dando mejores resultados y parando el resto, de forma que el presupuesto vaya por completo a los ads que mejor rendiemiento estén ofreciendo.

¡Y si no lo has cogido del todo, resuelve cualquier duda con la guía paso a paso que regalo al suscribirte al blog!